SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Dulces para el Día de Todos los Santos: huesos de santo y buñuelos de viento

Huesos de santo

Ingredientes para mazapán:

  • 200 gr de azúcar,
  • 150 gr de almendras molidas
  • 100 ml de agua
  • azúcar glass

Ingredientes para relleno de yema:

  • 100 gr de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 50 gr de agua

Elaboración: Hacer con el agua y el azúcar un almíbar fuerte e ir añadiendo la almendra hasta formar una masa. Se deja enfriar.

Por otro lado, para hacer el relleno, hacer otro almíbar con el agua y el azúcar y, cuando esté listo, incorporar poco a poco a las yemas batidas. Introducimos la mezcla en un recipiente y se calienta al baño María, evitando que entre en ebullición porque la pasta se podría cortar. Una vez que haya espesado bien, dejar enfriar.

Cogemos el mazapán y lo amasamos con un rodillo, espolvoreando toda la superficie con azúcar glass para darle el toque blanco de los huesos. Hacemos tiras cuadradas del tamaño que consideremos más adecuado, pero con las dimensiones suficientes para hacer con ellas los canutillos. Cada tira cuadrada se enrolla en un palo de 1 cm de grosor (puede valer un lápiz o palillos chinos) y pegamos la masa con los dedos. Nos aseguraremos de espolvorear cada canutillo con azúcar glass para evitar que la masa se pegue al palo. Se saca del palo, se deja enfriar y se rellena con la pasta de yema.

 


Buñuelos ‘de viento’

Ingredientes:

  •  250 ml agua,
  • 125 g mantequilla,
  • una pizca de sal
  • 1 cucharada de azúcar,
  • 1 cucharilla de levadura en polvo
  • 150 gr de harina,
  • 3 huevos (aprox.),
  • azúcar glas (para rebozar)
  • 1 chorrito de anís (opcional)
  • ½ litro de aceite de girasol.

Elaboración: Fundir la mantequilla en el agua caliente sin que llegue a hervir con una pizca de sal, la cucharilla de levadura en polvo y la cucharada de azúcar.

Retirar del fuego, echar de golpe la harina y mezclar bien. Llevar nuevamente al fuego y cocer a fuego suave hasta quela masa se separe de las paredes de la cazuela. Retirar del fuego y dejar que pierda calor.

Añadir un chorrito de anís a la masa y a continuación agregar los huevos de uno en uno hasta obtener una masa cremosa, ni muy espesa ni muy líquida. Finalmente freír porciones de masa en abundante aceite a fuego moderado. Pasar a papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y finalmente rebozar en azúcar.

Recomendación: Los buñuelos se pueden rellenar de crema pastelera o de chocolate.