Cupcakes foto

Cupcakes

Ingredientes para la base:
– 165 gramos de harina de repostería
– 165 gramos de mantequilla sin sal
– 165 gramos de azúcar
– 15 ml de esencia de vainilla
– 50 ml de leche
– 5 gramos de levadura
– 3 huevos medianos

Ingredientes para la buttercream:
– 225 gramos de mantequilla sin sal
– 225 gramos de azúcar glass
– 50 ml de leche
– 5 gramos de extracto de vainilla

Ingredientes para la buttercream con crema de queso:
– 100 gramos de mantequilla sin sal
– 200 gramos de crema de queso tipo Philadelphia
– 215 gramos de azúcar glass
– 5 gramos de extracto de vainilla

Ingredientes para la buttercream de chocolate:
– 135 gramos de mantequilla sin sal
– 105 gramos de cacao
– 490 gramos de icing sugar ( azucar glass con Maicena)
– 125 ml de leche
– 8 gramos de extracto de vainilla

CONSEJOS PREVIOS:
Antes de comenzar a elaborar nuestros Cupcakes, un poco de información interesante para conseguir un mejor resultado, algo que vendrá estupendamente a los que no habéis hecho nunca Cupcakes:

  • La mantequilla debe estar a temperatura ambiente, para que se pueda trabajar bien.
  • Si no tenéis esencia de vainilla, podéis emplear azúcar avainillado, teniendo en cuenta que la cantidad de la misma que empleéis, debéis de restarla al total de azúcar. Para esta receta con 5 gramos de azúcar avainillado es suficiente, por lo que únicamente agregamos 160 gramos de azúcar normal.
  • La leche es mejor emplearla a temperatura natural, y da igual que se utilice leche entera, desnatada o semidesnatada, lo que ayudará a que se integre mejor con el resto de ingredientes.
  • Si no tenéis huevos de tamaño mediano, tened en cuenta que éstos pesan entre 53 y 63 gramos cada uno. Pesar los que tengáis hasta conseguir la medida necesaria.
  • Es recomendable tamizar la harina y la levadura antes de añadirlas a la mezcla.
  • Antes de comenzar a hacer la receta, es aconsejable tener preparados todos los ingredientes en la cantidad necesaria, así terminaréis el proceso más rápidamente, sin necesidad de estar parando para pesar y agregar el ingrediente que haga falta.
  • También es importante poner el horno a precalentar, para que al meter losCupcakesdentro no haya que esperar a que se alcance la temperatura necesaria para hornearlos. Lo normal es precalentarlo a 180ºC, que es la temperatura adecuada para hacer esta receta.
  • Por último, vamos a preparar el molde que hayamos elegido y le colocamos los envoltorios de lasCupcakes, para ser rellenados posteriormente, los moldes metálicos, son más versátiles y manejables, aunque podéis emplear los de silicona si os gustan más.

 

PREPARACIÓN:
Una vez que tenemos el horno en marcha, y todos nuestros ingredientes medidos y pesados, vamos a comenzar a preparar la base de nuestros Cupcakes. Amasadora automática, varillas manuales o robot de cocina, lo que os resulte más cómodo dentro de lo que dispongáis.

En el recipiente que vayamos a preparar la receta, colocamos en primer lugar la mantequilla, que como se recomienda anteriormente, debe estar a temperatura ambiente. Agregamos a continuación el azúcar, poco a poco, mientras ponemos la amasadora a velocidad lenta. Esta primera mezcla nos debe quedar bastante cremosa y con los dos ingredientes bien mezclados.

Hay que tener cuidado porque a veces el recipiente es demasiado grande y las varillas automáticas no consiguen mezclar bien los ingredientes porque no hay suficiente cantidad, en cuyo caso habrá que emplear un recipiente menor o bien emplear las varillas manuales.

Mientras se consigue esa crema homogénea, vamos a echar los huevos en otro bol y a batirlos un poco, no demasiado, lo suficiente como para que las yemas queden extendidas. Una vez que el paso anterior haya concluido, vertemos los huevos en el recipiente y ponemos de nuevo a amasar unos minutos, hasta conseguir que los huevos se integren completamente en la masa.

Después tenemos que añadir tanto la harina como la levadura y la esencia de vainilla, dejar mezclando unos minutos a velocidad lenta-media, y verter finalmente la leche, sin dejar de amasarlo todo hasta que la masa quede perfecta, es decir, suave y manejable, sin que se cueste trabajo despegarla de las varillas.

Vamos a ir rellenando las cápsulas de Cupcakes que previamente teníamos preparadas, llenándolas con la masa obtenida, pero intentando que quede sobre un tercio del volumen libre para cuando la masa suba con el horneado, ya que de lo contrario el Cupcake subirá demasiado y quedará feo y dificultará su posterior adorno.

Metemos la bandeja o bandejas en el horno, y dejamos a 180ºC unos 20 minutos. Cada horno es diferente y puede que para conseguir el mismo resultado necesitéis algún minuto de más o de menos, por lo que es interesante un par de minutos antes del tiempo estimado, que pinchéis el interior de un Cupcake para ver si está bien hecho por dentro. En función de cómo estén, se dejan un poco más o bien se sacan ya del horno.
Cuando los saquemos, debemos dejarlos reposar unos 5 minutos, para que se enfríen y podamos desmoldarlos bien, apartándolos para adornarlos posteriormente.


Vamos ahora a explicar cómo preparar una sencilla Buttercream para adornarlos por encima. Podéis ir preparándola mientras se hornea lo anterior, así ganáis tiempo.

Esta Buttercream es muy básica, pero para comenzar es ideal para que practiquéis. Con el tiempo os animamos a preparar otras recetas más completas, añadiendo ingredientes, sabores y colores para mejorar el aspecto de vuestros Cupcakes, pero ahora vamos con una sencillita.

De nuevo volvemos a nuestra batidora o amasadora de varillas, y en su recipiente vamos a echar el azúcar glass, que previamente hemos tamizado. Le añadimos la mantequilla, la leche y la esencia de vainilla, y comenzamos a batirlo todo a temperatura lenta, para que vayan los ingredientes formando una pasta homogénea.

Cuando veamos que se comienzan a integrar todos, podemos batir durante algunos minutos a velocidad media, hasta que veamos que se forma una masa de aspecto cremoso y sin grumos, lo que nos indica que nuestra Buttercream está lista.


Vamos a echar la crema en nuestra manga pastelera, con la boquilla que queramos emplear para adornar nuestras Cupcakes, y comenzamos a cubrirlos con la Buttercream. Lo normal es comenzar desde el centro y luego ir haciendo círculos hasta llegar al borde las Cupcakes, pero cada uno puede hacerlo como más le guste. Y para finalizar podéis emplear cualquier adorno adicional, de los muchos que se pueden encontrar en sitios especializados en repostería creativa. Y ya tenéis vuestras Cupcakes listas. Os recomendamos colocarla en un lugar dónde no se estropee su presentación hasta el momento de comerlas.

Si preferís una Buttercream algo más suave y con menor cantidad de mantequilla, os proponemos una variante que lleva crema de queso en su preparación, pero es igual de sencilla de preparar. Se echa el queso crema y la mantequilla en el vaso de la batidora y se mezclan hasta que formen una mezcla cremosa. Añadimos la vainilla y al azúcar glass tamizado, batiendo a conciencia para que quede una pasta cremosa. Se le puede añadir algún colorante si necesitais darle color.

Esta crema es menos consistente que la anterior, por lo que se suele untar por encima de los Cupcakes para adornarlos, ya que con la manga pastelera no queda bien, es menos dulce que la anterior, pero todo depende de vuestros gustos.

Y además os mostramos también como preparar una estupenda Buttercream de chocolate, de forma sencilla. El proceso es similar, ya que debemos batir la mantequilla con la mitad el icing sugar previamente tamizado, hasta que se consiga una masa cremosa. Añadimos después la vainilla, el cacao y la leche y seguimos batiendo a velocidad lenta para no salpicar demasiado. Y por último agregamos el resto del icing sugar y esperamos a obtener una pasta cremosa. Y así ya obtenemos crema para decorar nuestros Cupcakes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *